Premiados en Guantánamo del concurso nac

Premiados en Guantánamo del concurso nacional Boti 2017 de literatura y artes plásticas
Por Víctor Hugo Purón Fonseca
La pieza instalativa Yo no soy Fidel, soy San Lázaro, de Ramón Moya Hernández (Guantánamo, 1950), recibió el premio del jurado en el Salón de Artes Visuales, correspondiente a la edición 39 del concurso nacional de Literatura y Artes Plásticas Regino E. Boti, que concluyó aquí con la entrega de los lauros en las manifestaciones convocadas este año.
Por la obra fotográfica Costas extrañas, el camagüeyano Juset Torres Rivero mereció la beca de creación Germán Simonó, que otorga el Consejo provincial de las Artes Plásticas, según determinó el jurado, presidido por la Doctora Magalys Espinosa Delgado.
La originalidad estética de la obra de Moya, “la imbricación de elementos naturales, residuales, culturales, personales, estéticos, religiosos, políticos, que el artista logra conjugar en la instalación”, completada con la acción perfomática del autor, que la cargó de la energía y expresividad intrínsecas del creador, destaca el acta del tribunal, leída por el integrante del mismo, Doctor Hamlet Fernández, en la ceremonia efectuada en el museo histórico provincial, de esta ciudad.
A la vez distinguió la coherencia mantenida por el artista durante toda su carrera, entre su filosofía de vida y su creación estética.
El premio Boti 2017 en Literatura Infantil recayó en la novela Padre nuestro que estás en el cielo, de Zahili Alba Álvarez, con mención al poemario El dinosaurio y yo, de Alberto Rodríguez Copa, expone el dictamen del jurado en la manifestación, dado a conocer por su presidente Julio Miguel Llanes, mientras en Ensayo obtuvo el Premio único Periodismo femenino, periodismo combativo, de la camagüeyana María Antonia Borroto Trujillo.
Premios colaterales adjudicaron la Asociación Hermanos Saíz a Antonio González, de Las Tunas, por su serie de videoarte (beca de creación) y Leidis González Amador, de Villa Clara, por el libro Todas las ovejas van al cielo (publicación en la editorial El Mar y la Montaña), y el Consejo provincial de las Artes Plásticas en Santiago, a Diorges Gamboa, por su grabado Resolución (curatoría en el santiaguero Centro Cultural Francisco Prats Puig en 2018).
Las 19 obras participantes en el salón se exhiben en el Centro de Arte Palacio Salcines, de esta ciudad, mientras los premios literarios serán publicados por la editorial territorial.
Por otra parte, la reseña literaria Alzar hornos de marabú, del santiaguero Javier L. Mora, ganó el premio del concurso De ida y vuelta, del género, convocado este año por la filial guantanamera de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), con menciones a Un brujo de corazón quevediano, del santiaguero Roberto Leliebre Camué, y Suerte de luz, del santaclareño Otilio Carvajal Marrero, dio a conocer en la ocasión el jurado, integrado por Marino Wilson Jay, Mireya Piñeiro Ortigosa y Félix Miguel García.
La premiación, encabezada por las principales autoridades culturales de la provincia y con la actuación del Ballet Folclórico Babul, culminó la noche del jueves ocho un amplio programa de actividades, desarrollado desde el domingo 4 de junio, que incluyó inauguración de exposiciones, eventos teóricos, conferencias, presentaciones de libros, lecturas colectivas, espectáculos artísticos e intercambio entre los creadores participantes. http://ow.ly/i/vGxMM http://ow.ly/i/vGxOn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s