¿Qué es la guantanameritud? Lo que Augus

¿Qué es la guantanameritud? Lo que Augusto nos dejó…
27/02/2017 ICCCD
Ángel Velázquez Callejas
En mi tesis doctoral, El influjo de las regiones: haciendas y plantaciones en el oriente de Cuba (inédita, 1998), prefigure el intento de la definición de región histórica como un instrumento de la investigación historiográfica en los estudios regionales.
Un par de años antes, en un librito publicado por la Editorial de Ciencias Sociales, La hacienda ganadera de Bayamo, 1800-1868 (premio Pinos Nuevos) haría de la complejidad del espacio de una hacienda ganadera del siglo XIX una definición historiográfica.
Pero no es hasta la publicación de Teoría e Historia: El capitalismo en Cuba (Editorial Unos y Otros, 2016) donde el espacio por lo regional cobra un significado orientado hacia la metodología y el enfoque de las sociedades y las economías regionales.
La historia de las regiones en Cuba es un tópico aun por estudiar y dilucidar.
Ahora bien, ¿es la guatanameritud un concepto o una metáfora para la definición de una región, pueblo o ciudad en el oriente de Cuba?
Solo con esta pregunta intento responderme hasta qué punto mis recientes conversaciones con Augusto Lemus, el creador la palabra guantanameritud, constituye un concepto sobre la cultura o el espíritu de la localidad.
De ese dialogo, extendido sobre una copiosa información empírica, extraje dos conclusiones, una de método y otra de espacio, esta última cómo la insustancialidad de las cosas también da forma y espíritu a una región.

En el caso de las conclusiones metódicas, Lemus es de la opinión que Guantánamo constituye una región cultural con expresividades y perspectivas temporales afines.
El hecho de hable en términos de región cultural, la propuesta incluye la definición y el concepto para el enfoque en la historiografía regional. Hasta ahora no he oído hablar del término en la forma en que Lemus se expresa. Y es aquí cuando llega la dificultad y el aporte: La región cultural es una forma del lenguaje ante la ocupación del espacio.
Lo que infiero de todo esto: guantanameritud es el espíritu del lenguaje ocupando el espacio. Esta afirmación se trasluce en el dialogo con Lemus. Augusto se expresa en el lenguaje de la guatanameritud.
La pregunta de qué es la guantanameritud en cuanto espacio no está del todo planteada, menos aún contestada. Lemus deja caer para respondernos unas inquisitoriales palabras de Goethe: la guantanameritud aviva una suerte de espanto y angustia.
Pasemos rapsódicamente a comprender esta noción, pero desde el punto de vista del lenguaje y la región.
Primero, la guantanameritud no está en el sujeto sino en el espacio. En cuestión, guatanameritud es un sustantivo que nombra las cosas en el espacio. El espacio cobra espíritu a través de la guantanameritud. Dicho de otra manera, la guantanameritud desoculta la verdad del ser en el espacio.

Segundo, la guantanameritud es un desvío del lenguaje para hallar lo peculiar del espacio. ¿De qué habla la guantanameritud en palabra del espacio? De desbrozar, abril el camino, andar y respirar el espíritu del espacio guantanamero. Profundizando en el contenido, guantanaemritud juega con la libertad de donar nuevos espacios de confluencias y actividades, recreo y añoranza. Hay un espacio para lo divino.
Tercero, la guanatanameritud es un espacio entendido en término existenciario y no físico y geográfico. Se trata del espíritu de un espacio, donde el pragmatismo remite a la esfera de las actividades humanas. En este sentido, la guanatanameritud no se presenta como en los sistemas mágicos religiosos, sino se hace, se produce. Se despliega en lo abierto. Es una noción trascendente, mas allá de lo que suponemos como cultura.
Cuarto, la posibilidad de estar en Guantánamo, abre el espacio a la guatanameritud. Una vez que el guantanamero ha creado el espacio se puede abstraer del uso pragmático que determina su lugar de habitar.
Quinto, la guantanameritud posee una estructura publica en la que cada guantanamero detenta un sitio propio y juega un rol concreto. Esta res-publica ira constituida del espíritu de la profesionalidad en las artes, el comercio y la cultura.
tomado de http://htl.li/5Gps309uwq5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s