Canto del mar

4 de marzo. – Y abrí los ojos en la lancha, al canto del mar. El mar cantaba. Del cabo salimos, con nubarrón y viento fuerte, a las diez de la noche; y ahora, a la madrugada, el mar está cantando. El patrón se endereza, y oye erguido, con una mano a la tabla y otra al corazón: el timonel, deja el timón a medio ir: «Bonito eso»: «Eso es lo más bonito que yo había oído en este mundo»: «Dos veces no más en toda mi vida he oido yo esto bonito». Y luego se echa a reír: que ios vaudous, los hechiceros haitianos, sabrán lo que eso es: que hoy es día de baile vaudou: en el fondo de la mar, y ya lo sabrán ahora los hombres de la tierra: que allá abajo están haciendo los hechiceros sus encantos. La larga música, extensa y afinada, es como el son unido de una tumultuosa orquesta de campanas de platino. Vibra igual y seguro el eco resonante. Como en ropa de música se siente envuelto el cuerpo. Cantó el mar una hora, —más de una hora. —La lancha piafa y se hunde, rumbo a Montecristi.
Diario[*] de Campaña, de Montecristi a Cabo Haitiano, 1895
[*] Este diario de Martí, dedicado a María y Carmen Mantilla, corresponde a la penúltima etapa de su peregrinar revolucionario. Comienza el 14 de febrero de 1895, en Montecristi, y termina el 8 de abril del mismo año, en Cabo Haitiano, Haití.
José Martí, Diario de Montecristi a Cabo Haitiano, Ed. Letras Cubanas, 1982.

Anuncios

Un pensamiento en “Canto del mar

  1. Pingback: Canto del mar — mambiverdad | mambiverdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s