Lilí Martínez: la perla del oriente cuba

Lilí Martínez: la perla del oriente cubano

Por Grisel Chirino

Luis Martínez Griñán es otro de los grandes pianistas del son cubano.

El también compositor y arreglista nació en la oriental ciudad de Guantánamo, donde inició los estudios musicales con su hermana a pesar de la oposición paterna.

Lilí Martínez, como se le conoció en el panorama sonoro, realizó sus primeras presentaciones en fiestas familiares y de amigos. Hacia 1935 tocó en la orquesta de Corsino Calzado en la Base Naval de Guantánamo. Luego creó Los Champions de Lilí Martínez, revelándose como el músico cubano y la orquesta más solicitados por todos los bailadores del Guaso.

También trabajó para la emisora CMKS y en academias de baile de Santiago de Cuba y Guantánamo.

Se trasladó para La Habana a solicitud de Arsenio Rodríguez, quién solo tenía de él algunas referencias. Pero cuentan que al escucharlo, el Cieguito Maravilloso llamó rápidamente a Antonio Arcaño y le dijo: “¡Ñico, ven para que veas el hierro que traje de Oriente!”. Lilí Martínez integró el Conjunto de Arsenio Rodríguez en su etapa principal junto a otros igualmente valiosos como Miguelito Cuní.

Luego continuó con Chapottín y sus Estrellas, porque no quiso abandonar la isla para seguir al Ciego Maravilloso hacia los Estados Unidos.

Aunque se destacó sobre todo como pianista y arreglista, su obra autoral fue también notable, con sobresalientes composiciones como Alto Songo, se quema la Maya, Cero Guapos en Yateras, y Que se Fuña, junto a otras.

En poco tiempo el joven Lilí Martínez, hasta entonces desconocido, entró triunfalmente en nuestra música con esos solos de piano que lo llevaron a ser conocido como La Perla de Oriente. Sus alardes permanecen como modelos seguidos por otros instrumentistas a través del tiempo.

Afirman que el guantanamero influyó en notables de la talla de Chucho Valdés, Frank Fernández, Emiliano Salvador, Papo Lucas, Eddie Palmieri y Enrique Culebra Iriarte.

Notabilísimo pianista sonero, y arreglista por excelencia de Arsenio Rodríguez, Lilí Martínez resulta desde hace tiempo cita obligada en todas las historias y ensayos que tratan sobre el Caribe sonoro. http://ow.ly/i/cufpJ http://ow.ly/i/cufDp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s