La paz de alma de Antonio Guerrero…

Herencias Culturales

Parecía mentira que en mi oriental provincia de Guantánamo, pudiera mirarme en los ojos profundos y claros de Antonio Guerrero Rodríguez, uno de los 5, y que, como cubano libre desde el 17 de diciembre de 2014 me hablara con su voz pausada y grave tan de cerca, que pude tomarle la estatura a un hombre nacido para amar y defender a otros del terrorismo, sin reparar en la nacionalidad y le pregunto si en los 16 años de injusta prisión en los Estados Unidos mantuvo también allí la conocida sonrisa de los afiches que circularon por toda Cuba y otras partes del mundo.
Los cubanos somos alegres, me responde…además, mi sonrisa es la de alguien que está tranquilo, optimista, en paz consigo mismo…uno sonríe cuando es inocente. No fuimos a hacerle daño a nadie, por el contrario, defendimos la tranquilidad y la vida lo mismo de cubanos como de…

Ver la entrada original 290 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s