La figura más grande.

también lugar preferido…

La esquina de Lilith

Fernando y Ángel Íñigo Fernando y Ángel Íñigo

En la cima más alta que puede alcanzar, el hombre mira al horizonte y concluye que aquello que ve a sus pies, la fauna serpenteando a ambos lados del trillo de piedras que desanda subidas y pequeños descensos, puede llamarse maravilla.
Es Fernando González Llort quien lo dice, y el Ángel que quedó de los Íñigo que parieron las más de 400 esculturas del Zoológico de Piedras, quien escucha casi a solas porque como si por magia las palabras del primero, siempre en tono bajo, parece que se perdieran entre la caliza y el musgo criado a la sombra de los árboles grandes.
Todo lo pregunta el Héroe. Cómo se trata la piedra, qué tipo de roca es, cuáles son las herramientas, de dónde sacan los artistas el modelo, cómo se trepan al pedrusco cuando la escultura les lleva metros a su cabeza, y el otro…

Ver la entrada original 346 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s