Con empeño de hormiga o tentar la suerte

Desde este lado de la Isla

Carlos Rafael González BarbánPor Ana Iris Aranda Pillot
En ocasiones acercarse a los artistas provoca ciertas compensaciones en la praxis investigativa, más aún cuando su temperamento y disposición se tornan reticente. En una primera impresión parecía un personaje con estas características, pero la propuesta de conversar sobre su quehacer artístico toma por sorpresa a este artista de un carisma singular que resultó ser un conversador pertinaz, presto a conducir el diálogo a su antojo.
Lleno de vivencias y medido en su ambiente familiar, Carlos Rafael González Barbán se nos mostró como un hombre apasionado a la naturaleza. Aferrado al arte y sus negaciones, a sus paradigmas y contingencias, advierte la promesa de revivir su esencia desde el mapa que lo signa, su Natal Aldea.
Fabrica así, un universo particular, el de la impronta creativa de más de 20 años de trabajo perpetuo, liado a la ambientación y los murales con una surtida lista…

Ver la entrada original 1.256 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s