De guerrero a Guerrero 4 marzo 2014 Por

De guerrero a Guerrero
4 marzo 2014

Por César Gómez Chacón

Siempre le pasa igual. Cada vez que viaja a Cuba le suceden cosas impredecibles. Víctor Avdeev llegó en ésta, su tercera ocasión a La Habana, “camuflado” entre los escritores, poetas, periodistas y otros integrantes de la delegación de la Federación de Rusia a la 23 Feria Internacional del Libro, Cuba 2014.

Ahora vino como poeta, según se especifica en el catálogo oficial presentado por los organizadores del evento. Y su carta credencial es el libro “Culminación”, un lindo volumen de 300 páginas, con poemas en ruso y en español, fruto de un minucioso trabajo de selección y traducción que Víctor hizo del idioma de Cervantes al idioma de Pushkin.

En el listado de clásicos españoles seleccionados por Avdeev están, entre otros, Lope de Vega, Calderón de la Barca, José de Espronceda, Miguel de Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, y Rafael Alberti. De cada uno de ellos escoge dos o tres poemas.

Sin embargo, al decidir por los clásicos cubanos, que encabezan el libro, Víctor se decide sólo por dos, el primero es sin dudas José Martí, de quien Avdeev selecciona tres poemas: Los dos príncipes, Cada uno a su oficio y -una curiosidad- Los zapaticos de Rosa, tal vez el más popular de los poemas martianos, que sólo ahora y gracias a este amigo es traducido por primera vez al ruso.

El segundo “clásico” cubano, escogido para esta antología por Avdeev, es Antonio Guerrero Rodríguez, el héroe antiterrorista preso hace más de quince años en una cárcel de los Estados Unidos. De él Víctor escoge, y aquí está el mérito mayor del libro y de su autor, 32 poemas de los más conocidos del Guerrero-poeta.

DETRÁS DEL POETA…

La realidad es que la relación de Avdeev con Cuba y su Revolución tiene, como dirían los propios rusos, “larga data”. Con sólo leer la tercera y cuarta líneas de ese propio catálogo de la Feria, se “descubre” lo que no es ningún secreto: Víctor Avdeev “sirvió en el Ejército de Cuba, desde 1962 hasta 1966”…

Cincuenta y dos años después de la llamada Crisis de los Misiles, y sentado tranquilamente en uno de los atractivos espacios de la feria en la Fortaleza de La Cabaña, Víctor decide compartir sus recuerdos:

–Llegué a Cuba como soldado raso de un pelotón de meteorología, que pertenecía a una división de cohetes “Luna”, tenía entonces poco más de veinte años. El arribo fue inolvidable, pues luego de catorce días en el mar, incluyendo varias tormentas, mi camión, un Zil 130 que viajó todo el tiempo en la cubierta del barco, porque los cohetes iban en la bodega, tuvo problemas con los frenos, y cada vez que apretaba el pedal, este no regresaba, y yo tenía que meterme debajo de la cabina y halarlo con la mano; así recorrí al timón los primeros y no pocos kilómetros en tierra cubana, desde el puerto hasta la ubicación de nuestro armamento.

Mientras habla, Avdeev pasa automáticamente del español al ruso y viceversa. El idioma de Cervantes es una de sus principales conquistas de aquellos años en la Isla. –Eso de convertirme en traductor tiene también su lado cómico, –asegura.

–Pasada de la crisis del Caribe, se decide entregar el armamento que trajimos -excepto los misiles nucleares- al ejército cubano; y hacían falta traductores para instruir a los camaradas de aquí. Llegó un primer grupo, fundamentalmente españoles emigrados de la guerra civil, que llevaban varios años viviendo en la URSS, y estudiantes soviéticos de los últimos cursos de la carrera de idioma. Pero no era suficiente, así que preguntaron quiénes de nosotros hablábamos español, y varios levantamos las manos, pero la verdad es que lo único que yo sabía entonces era lo que había aprendido por mí mismo, en conversaciones con los amigos y las amigas cubanas, nada más, –rememora sonriendo.

Un curso rápido de terminología militar, y un gran esfuerzo personal, hicieron el resto. Pasados unos meses, cuenta Víctor que un día se le acercó un coronel soviético y al verlo tan desenvuelto hablando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s