Alberto Serret, un gran poeta olvidado

Hija del Aire

 

Siempre me ha parecido tristísima la costumbre de recordar a los que ya no están solo en aniversarios y conmemoraciones. Serret nació en Santiago de Cuba en 1947, y murió en marzo del 2000, pero no me importa que no coincida su fecha de muerte con los días que corren, y no necesito ese pretexto para rendirle homenaje una vez más. No me basta con haberle dedicado mi novela La casa del alibi, que él me inspiró, porque los sentimientos de admiración, respeto y cariño que siempre  le tuve no se me acaban, son de esas emociones que viven y mueren con las personas.

 Fui a conocerlos a él y a su esposa Chely Lima, porque había leído textos suyos y supe que se habían mudado a dos cuadras de mi casa, en el reparto La Asunción. Eran poetas, dramaturgos, escritores de fantasía y ciencia ficción, guionistas exitosos que había escrito…

Ver la entrada original 1.122 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s